fbpx
a

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa cum sociis Theme natoque.

Latest Posts

1-677-124-44227
184 Main Collins Street West Victoria 807
info@yoursite.com

Las Joyas de la Plata: Almadén de la Plata

Almadén de la Plata, la huella minera.

La que sin duda es la etapa más dura y exigente hasta ahora, con continuos desniveles y una longitud cercana a los 30 km, nos deja a los pies de la localidad de Almadén de la Plata. Nuestro primer encuentro visual, desde el vecino Cerro del Calvario, nos descubre un pueblo blanco y arropado cómodamente en un abierto valle, marcado por los cauces de los ríos Cala y Viar, en pleno corazón del Parque Natural Sierra Norte de Sevilla.

 

Viene la historia de este pueblo marcada por los yacimientos de mármol y plata que existían en sus alrededores, y que le dieron su nombre. Ya agotadas las reservas mineras, el pueblo volvió su mirada hacía la explotación de recursos naturales, fundamentalmente la agricultura, la ganadería y la actividad cinégética. 

Te abre sus puertas con calles empredradas y fachadas encaladas que huelen a sierra, invitándote a recorrer de forma pausada y curiosa Almadén y sus Joyas en el Camino de la Plata.

Nos detenemos en una de sus plazas, donde se sitúa su ayuntamiento y su iglesia, sus dos principales reclamos arquitectónicos. Tiene la Iglesia de Santa María de Gracia un aire coqueto, con su única planta de nave dividida en cuatro tramos. Aquí se recoge y se expresa el fervor de los melojeros desde finales del siglo XVI. 

 

En uno de los costados de esta misma plaza nos llama la atención el ayuntamiento y, de forma especial, su característica torre, el resto más evidente de su castillo mediaeval. El castillo perteneció a la denominada Banda Gallega, que constituyó en la edad media la frontera norte del Reino de Sevilla. Es achatada y rotunda, y alberga un reloj que marca el paso horario de sus habitantes, que se cruzan y saludan con gestos amables.

 

A pocos metros, doblando una pequeña calleja, aparece la Plaza del Reloj. Nos encontramos aquí con una singular torre neo mudejar de 27 metros de altura que albergó el antiguo Hospital de los Ángeles. Su singular estilo y su color la hacen llamativa al visitante, que puede disfrutar de su vista desde numerosos ángulos del pueblo. Algo que también marca el carácter de este pueblo es su relación con la caza.

 

Su enclave, en plena Sierra Morena, la hacen ser un destino cinegético de importancia. Al pasar por sus calles, esta importancia se nos delata por la gran cantidad de grupos escultóricos que nos encontramos. Un gran museo de la cinegética y la naturaleza al aire libre. Por el taller de Jaime Mate, al costado de la cuesta del Calvario, han pasado las esculturas que hoy son un reclamo turístico que acompañan a los melojeros en su vida cotidiana, sorprende a los visitantes y al discurrir de los peregrinos del Camino de Santiago por la Vía de la Plata. 

 

Y desde aquí, con la presencia de flechas y azulejos que indican la huella del Camino vamos encaminándonos a las afueras, con la referencia puesta en su plaza de toros, que se tiende sobre un cerro alomado con unas, de nuevo, impresionantes vistas de Almadén. Volviendo nuestros ojos por última vez, realizamos nuestra última instantánea para el recuerdo de este pueblo serrano y minero.

Deja un comentario