fbpx
a

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa cum sociis Theme natoque.

Latest Posts

1-677-124-44227
184 Main Collins Street West Victoria 807
info@yoursite.com

Las Joyas de la Plata: Guillena

Guillena, puerta de Sierra Morena, una de las Joyas del Camino de la Plata.

Caminamos cadenciosamente, nuestras espaldas apuntando al Guadalquivir y nuestros ojos hacía el norte, donde se asoma a lo lejos el perfil de Sierra Morena. Pero aún el paisaje es abierto y llano, con tierras calmas y pequeñas islas de arbolado. Se ondula el camino como un tobogán, sinuoso y cómodo para nuestros pasos, cuando por fin atisbamos las pinceladas del caserío de nuestro próximo destino, Guillena. 

 

Tiene Guillena carácter abierto y acogedor desde sus primeras calles, con casas blancas, en su mayoría de dos plantas, que te van encauzando hacía sus plazas. Su calle principal, la carretera de Sevilla, hace las veces de espina dorsal, de ella irradian el resto de callejuelas y en ella se concentra el ir y venir de guilleneros, sus bares y comercios. De entre los tejados, apareciendo y desapareciendo asoma la torre espadaña de la iglesia de Nuestra Señora de la Granada, una coqueta iglesia de tres naves, casa de la Patrona de esta localidad, desde dónde recorre sus calles cada septiembre. 

A pocos metros de aquí encontramos su plaza de toros, encastrada entre casas y muros circundantes. Está levantada sobre el patio de armas de un antiguo castillo musulmán, con  restos arqueológicos de una muralla, alminares y la puerta principal del antiguo castillo andalusí de la localidad integrado en su interior.

Ya en el exterior volvemos sobre nuestros pasos y vamos encontrando flechas amarillas en las señales, en el suelo, en un juego de búsqueda que se va haciendo habitual y que será nuestra diversión y nuestra ayuda a lo largo de todo el camino, guía y faro para el peregrino. Nos conducen a salida del pueblo, una zona más amplía llena de pistas deportivas. Allí cruzaremos el río Rivera de Huelva y el paisaje empezará a transformar olivos y tierra de labor por las primeras dehesas, diciendo adiós a este pueblo blanco y vitalista.

Deja un comentario