fbpx
a

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa cum sociis Theme natoque.

Latest Posts

1-677-124-44227
184 Main Collins Street West Victoria 807
info@yoursite.com

Las Joyas de la Plata: Baños de Montemayor

Baños de Montemayor y sus Joyas de la Plata, la nostalgia del agua.

Caminar, caminar sin saber por qué caminamos, casi sin ser conscientes, dejándonos llevar a cada paso. Así es cómo continuamos nuestro camino por esta zona del norte de Cáceres. Hace tiempo que abandonados la comodidad de las dehesas y ahora transitamos un terreno más accidentado y montañoso. Ante nosotros se revela, majestuoso e inquietante, el valle del Ambroz.

Es en esta orografía, frondosa y trufada de arroyos y fuentes, donde se encuentra nuestro próximo destino, Baños de Montemayor y sus Joyas de la Plata.

Baños es una localidad estrechamente ligada a la Vía de la Plata, la calzada romana conserva su trazado en dos grandes tramos situados en las entradas Norte y Sur de la población, y posiblemente marque el origen y posterior desarrollo de este pueblo. Después de una pequeña parada en la ermita del Humilladero, a escasa distancia ya de Baños, nos encontramos con una vista general de su caserío, que queda tendido sobre las diferentes lomas que lo rodean, ofreciendo una bonita estampa.

 

La N630 divide el pueblo en dos, y es su principal arteria. Hacia la carretera se asoman sus comercios, bares, plazas y su balneario, que ha sido su principal seña de identidad y continúa siendo su principal reclamo turístico. La abundancia, calidad y características de estas aguas han hecho que ya desde época romana se ubicasen aquí unas termas. Aunque en la actualidad el balneario cuente con dos edificios, nos detenemos a contemplar el ‘Balneario antiguo’, un coqueto y grácil edificio del siglo XVIII que fue declarado Bien de Interés en 1995.

 

Junto al hotel anexo, esta zona del pueblo tiene aires de antiguos veraneos burgueses, turismo termal y estilo modernista. Cómo curiosidad, llegamos a saber que la titularidad del balneario pertenece a los habitantes de la localidad, aunque gestionado a través de concesión a una empresa.

Llama nuestra atención en la continuación de nuestro paseo la gran tradición artesana, con
numerosas tiendas de venta de cestería, con trabajos en mimbre, castaño y bambú.

Se puede encontrar de casi todo, y es difícil escapar a la tentación de pasar un buen rato descubriendo verdaderas joyas realizadas con esta técnica exquisita.

 

La carretera que atraviesa el pueblo nos fija con la fuerza de un imán, pero es necesario realizar el esfuerzo de separarse de ella y adentrarse en las pequeñas calles colindantes. Merece la pena un recorrido por estas calles estrechas y repletas de fachadas sugerentes, rodear la iglesia de Santa María, y encontrarse con algún bañense que te indique, te cuente y te sugiera.

 

Nos dirigimos a la salida de Baños por su parte alta. En ascenso vamos atravesando una zona de casas dispersas y variopintas, cuando nos encontramos bajo nuestros pies un tramo reconocible y perfectamente conservado de la antigua calzada romana. No hay mejor invitación para seguir nuestro camino, decir adiós a la bella Extremadura y entrar en Castilla León por el Puerto de Béjar.

Deja un comentario