a

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa cum sociis Theme natoque.

Latest Posts

1-677-124-44227
184 Main Collins Street West Victoria 807
info@yoursite.com

Espiritualidad: Preparación mental para el Camino de la Plata

“Empezó como caminante y acabó como peregrino”

espiritualidad en el camino de la plata

En cada uno de estos kilómetros quedarán nuestros pensamientos y reflexiones. La Ruta Jacobea es, hoy día, un itinerario marcado por la espiritualidad.

La espiritualidad es uno de los valores intrínsecos que adquieren todos los peregrinos que realizan el Camino de Santiago. Es habitual que los peregrinos emprendan la ruta por deseo personal, para cumplir una promesa, o como penitencia por sus actos. Sin embargo, existen otros motivos muy diversos que animan a la peregrinación hacia Santiago.

 

En cualquiera de los casos, la búsqueda de espiritualidad y de viaje interior se adhieren a ellos.

 

Es decir, tanto la esencia espiritual como la religiosa siempre caracterizan al Camino ya sea en un momento u otro. Los miles de kilómetros recorridos suponen un esfuerzo y una preparación física que requieren de un entrenamiento; pero no podemos olvidar que el camino interior también lo necesita.

Es aconsejable tomarse un tiempo previo a la salida para hacer una preparación mental. Escucha tu interior y cuestiónate los motivos que te han llevado a tomar la decisión de realizar el Camino de Santiago.

Cómo preparar mi mente para este viaje interior de espiritualidad en el Camino de la Plata.

‘Bendición de Peregrino’ muchos peregrinos reciben esta Bendición antes de comenzar su camino. Además, la Oficina de Acogida al Peregrino anima a ello para la preparación espiritual. Se puede recurrir al párroco local u orar siguiendo las oraciones que esta oficina facilita. Por otro lado, si has decidido compartir esta experiencia con amigos o en familia, podéis preparar la peregrinación en grupo con catequesis y/o guías o libros de preparación para el Camino, como la Guía Espiritual publicada en 2010 para el Año Santo.

 

Cada peregrino elige la preparación que más se adapta a él.

 

La importancia reside en hacerla para ser capaz de aprovechar y de disfrutar este viaje interior. Una vez finalizado el camino, es posible que, los pensamientos, actitudes, problemas y limitaciones personales hayan mejorado gracias al peregrinaje.

“Empezó como caminante y acabó como peregrino”, es uno de los dichos que más se han escuchado refiriéndose a la transformación del caminante durante el camino. Vívela.

Deja un comentario